El Salobre de Sesma

El Salobre de Sesma

viernes, 23 de octubre de 2015

Historia del Salobre de Sesma


Hemos creído importante incluir en este blog un apartado con respecto a la historia de El Salobre de Sesma, y lo importante que ha sido para la recuperación de este humedal su restauración. Esta primera entrada se redacta a partir de noticias e información de la web de Gobierno de Navarra, fotointerpretación y experiencias propias. Os invitamos a que podáis incluir la información que creáis necesario que deba aparecer aquí.

Para haceros una primera idea de lo que era este humedal, hagamos primero un poco de historia, y retrocedamos en el tiempo. Este es el aspecto del Salobre en 1956-57. La verdad es que, aunque sea en B/N, da una idea de lo que era antes este humedal… esto lo podéis hacer para otros humedales, os llevaríais una sorpresa si comparáis lo que han sido y lo que son hoy en día.



Bueno, igual a tanta distancia no se aprecia, pero… sí se observa Sesma en la parte más superior, la carretera… y agua a ambos lados de la carretera... ¿no? ¿Y no se observa un trazado más oscuro, relacionado con la humedad, de forma más horizontal?

Podemos hacer una comparativa de esa zona central antes (1956) y en los años 90 (1998-2000)… igual si nos acercamos podemos apreciar esos cambios:




¿Y ahora, se aprecia? En la primera imagen podemos ver un trazado más sinuoso de la zona húmeda, más “natural”… y abajo, el resultado de una transformación agraria, el humedal, parcelas dentro del mismo y sus accesos y drenajes… pues en esto se había convertido el Humedal.

En la web del Gobierno de Navarra encontramos lo siguiente: “En 1983, se emprendió un proyecto de desecación de este humedal con la intención de transformarlo en tierras de cultivo. Las obras realizadas alteraron el funcionamiento natural del espacio provocando importantes modificaciones, que no sólo afectaron a los niveles de agua en cotas lo suficientemente profundas para evitar la acumulación de agua en la superficie. Los drenajes realizados perjudicaron tanto a los aportes recibidos por el agua superficial como por la subterránea. El resultado fue la alteración de la superficie encharcada, de la salinidad y de la variabilidad natural del espacio drenado. Las obras de desecación supusieron un grave impacto en su flora y la fauna.”

Nos hubiera encantado poder tener una ortofoto o un documento gráfico de ese momento…. A ver si alguien se anima, pero tenemos las de los años 1998 -2000, en los que se aprecia ese desecamiento. Hagamos una comparativa de la zona situada más al Este.





El momento de la recuperación

No es hasta mucho después, en que algunos especialistas proponen su énfasis en su recuperación. Durante varios años muchos ornitólogos habían ido a la zona desecada a ver especies esteparias, sisones y alcaravanes frecuentaban lo que tenía que haber sido frecuentado por aves relacionadas con el humedal, y la zona, por lo menos en 2012 (igual hay datos anteriores, si queréis incluirlos..), estaba ocupada por vacas en zonas valladas. Estas zonas valladas, evidentemente, se inundaban, pero no llegaban a suponer lo que había supuesto el humedal.

Tras mucha insistencia por parte de diferentes profesionales, y por medio del proyecto de GAN, el humedal por fin, tuvo una oportunidad para su recuperación. El 23/06/2014, se publica la noticia en la web del Gobierno de Navarra en el que se relata la visita oficial al humedal de El Salobre de Sesma por parte de la Administración.  El proyecto, había sido preparado por los técnicos de GAN bajo la supervisión de Gobierno de Navarra, y financiado por la obra social de La Caixa con 197.000 €. 

“Con el fin de recuperar la calidad natural original del espacio degradado se puso en marcha el proyecto de restauración de esta zona húmeda financiado por la Obra Social “la Caixa” con 197.000 euros, en el marco del convenio de mejora de las áreas naturales y reinserción social que tienen firmado el Gobierno de Navarra y esta entidad bancaria. Cabe recordar que este humedal se ubica en un entorno muy seco y contiene hábitats de importancia comunitaria, muy escasos y dispersos en el ámbito mediterráneo.”


Trabajos de restauración, protección y repoblación

El proyecto se inició con el estudio hidrogeológico para evaluar los recursos hidráulicos de la cuenca vertiente del Salobre y estudiar las posibilidades de actuación para revertir estos terrenos a sus condiciones hídricas originales.

"La retirada de basuras, taponado de los drenajes y trabajos para favorecer la entrada de agua y la creación de canales, entre otras fueron las primeras tareas que se llevaron a cabo. Para proteger la vulnerabilidad de las comunidades vegetales se instaló un cierre eléctrico perimetral a la zona húmeda. Se repoblaron varias zonas con planta de tamariz procedente de Sesma. Los trabajos han posibilitado la reinserción laboral de 7 personas de la mano de la empresa Tasubinsa.

El proyecto también incluye una serie de paneles divulgativos sobre los valores naturales que caracterizan este humedal con el fin de concienciar a las personas de la importancia de su conservación."

El humedal ha sido restaurado… ahora nos toca a nosotros seguir la historia… ¡e ir narrando la evolución tras la restauración!

domingo, 27 de septiembre de 2015

Rascón de madrugada....


Saludos!

Hoy día he dado una vueltica por el Humedal a tomar pulso a la migración septembrina.

He estado solo dos horas  con poca luz y  la cosa estaba flojita .No he visto ningún correlimos o pechiazul por poner un ejemplo. Aun así siempre se ven cosas interesantes (y mas que se verán cuando se llene de agua) y de ello he podido realizar alguna foto.


Rascón 


Rascón


Rascon

Una gozada sorprender a este duende del carrizo sin vegetación de por medio.


Busardo ratonero.


Mosquitero común


Mosquitero común.

El primero que veo desde antes del verano. Las zonas de carrizo con agua estancada les atrae.


Buitrón.


Panorámica de parte de la llanada inundable.

No pude telescopear casi nada pues coincidí con el ganadero y es bueno hablar con la gente del lugar.


Chorlitejos chicos.


Archibebe comun.

Me ha extraniado no ver algún correlimos en esta mancha de agua.


Gavilan.

La rapaz en pleno vuelo de caza sobre un bando de fringilidos.


Collalba gris.

Pude ver un grupo de 9 ejemplares. El salobre es un lugar necesario en su migración.


Triguero.

Pude contemplar grandes concentraciones de este pájaro.


Agachadiza comun.

Limicola de plumaje muy mimetico que no resulta fácil detectar.



Milano real


Avefria.

Las praderas inundables son un hábitat muy valioso y rico que hay que conservar. Muchas aves como por ejemplo esta Avefrias los usan de manera constante para alimentarse.

Otras aves detectadas:
Cernícalo vulgar (2)
Aguilucho lagunero.
Ciguenia blanca (2)
Ánade real (muchos)
Gallineta.
Andarrios grande.
Lavandera blanca.
Estornino negro.
Gorrión común.
Cogujada común.
Tarabilla nortenia.
Escribano sotenio.



Gracias por pasar por este blog.

martes, 22 de septiembre de 2015

Laguneros al ataque con la banda sonora de las cogujadas

Soy un pajarero aficionado, miope y con un material óptico bástante básico, pero a ilusión y ganas de estar en el campo no me gana nadie. Por eso me ha llamado poderosamente la atención la aparición en la escena pajarera navarra del Salobre de Sesma y su potencial como humedal accesible por su situación y su comodidad para ver las aves que lo pueblan.

En mi primera visita a finales de agosto no pude estar mucho tiempo, pero si el suficiente para comprobar que pasar una mañana en este paraje puede deparar muchas sorpresas. En aquella ocasión una preciosa culebrera europea (Circaetus gallicus) bajó al suelo y se situó delante de mi a unos 200 metros, con una enorme y llamativa cabeza blanquísima. Tres o cuatro cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) y numerosas garzas reales (Ardea cinerea) deambulaban tranquilamente por la zona mixta de pasto y charcones. Un ratonero común (Buteo buteo) planeaba tranquilamente y también se dejó ver un alimoche, todo ello a un lado del camino. Al otro lado, azulones (Anas platyrhynchos) pastaban también en zona encharcada, mientras un aguilucho lagunero (Circus aeruginosus) echaba a volar saliendo del carrizo y las golondrías comunes (Hirundo rustica) no cesaban en su caza de insectos voladores.

En mi segunda visita, con más tiempo que en la primera, pude disfrutar en primera persona de una batalla campal entre un grupo enorme de azulones y un malvado aguilucho lagunero con intención de almorzar pato. Lo vi aparecer a lo lejos y nada más llegar al grupo de anátidas empezó a hacer largas pasadas con las patas estiradas para poder intentar echarle el guante a algún pato. No tuvo ningún éxito, a pesar de que lo intentó del orden de 7 u ocho veces. Detecté cuatro laguneros esa mañana, a los que se sumaron un milano real (Milvus milvus) que también merodeó por la zona de los azulones, y un grupo bastante grande de buitres leonados (Gyps fulvus) que sobrevolaban la localidad de Sesma. Uno de estos buitres aterrizó en la orilla de la carretera cuando ya iba camino de la autovía, fue una pena que por llevar coches detrás no pudiera parar para hacerle alguna foto bien de cerca.

Como novedad con respecto a la primera visita (quizá fruto de haber ido más temprano) fue la numerosa presencia de cogujadas comunes (Galerida cristata) con muchas ganas de llenar la mañana con sus cantos, una tarabilla norteña (Saxicola rubetra), algún ruiseñor bastardo (Cettia cetti) cantando entre el carrizo y algún grupete de pardillos comunes (Carduelis cannabina). También habia de nuevo cigüeñas blancas y garzas reales, aunque en menor número que la primera vez. Lo que si pude ver, quizá porque ya iba avisado y estuve más atento, fue a los simpáticos chorlitejos grandes (Charadrius hiaticula), correteando por el fango sin parar. Volando pasó una agachadiza grande (Gallinago gallinago), inconfundible con su largo pico y su cuello corto, y una bandada de avefrías (Vanellus vanellus). A lo lejos, en una zona con más agua pude detectar más limícolas, pero lamentablemente no pude identificarlas porque ni mis prismáticos ni mi telescopio me lo permitieron.


Con la esperanza de poder mejorar mi equipamiento óptico en un futuro no muy lejano, dejo en este blog mi primera crónica de visita al Salobre de Sesma, con un montaje fotográfico de lo visto a lo largo de esa magnífica mañana. Hasta la próxima!!

lunes, 21 de septiembre de 2015

Mi primera visita

Mi primera visita a este humedal, muy cerca de casa y que seguramente nos ofrezca grandes alegrías en el futuro.
Junto a las zonas encharcadas del humedal, hay grandes fincas de cereal dónde es fácil ver Ratoneros Comunes:

 

Alguno de ellos inusualmente confiado:


El omnipresente Cernícalo vulgar:


Alguna culebrera apurando sus últimos días por aquí antes de abandonar estas tierras hasta mediados de la próxima primavera:


Una tarabilla:



Pero lo especial de este lugar son sin duda las limícolas. Voy a empezar por una especie nueva para mí, la Agachadiza Común. Mientras observaba a unos andarríos en una pequeña charca, no me había dado cuenta de que tenía 2 ejemplares bien camuflados en un montón de paja a escasos metros de mí:



Un poco más adelante pude sacar otro ejemplar en plena acción:




En este vídeo se puede apreciar la velocidad con la que se mueve:


En otra pequeña charca había varios andarríos grandes y chorlitejos:


Y junto a ellos una Garza Real:

 

Las avefrías no son tan confiadas y me tuve que conformar con verlas a mayor distancia:


Emprendiendo el camino de vuelta pude ver 2 cigüeñas negras ciclando y ganando altura para seguir con su ruta migratoria:


Antes de abandonar el lugar me asomé a la balsa que hay nada más entrar, allí me encontré con un pollo de gallineta:


Un Carricero Común:


Y una focha:


Y para terminar, cuando estaba a punto de guardar la cámara saque la foto de la jornada! tuve la suerte de que esta hembra de Aguilucho cenizo me paso muy muy cerca:













viernes, 18 de septiembre de 2015

Primeros migrantes del postnupcial 2015

Saludos!

Binevenido al nuevo blog creado para mostrar la riqueza de este valioso humedal al mundo entero y sobre todo a los vecinos que lo tienen cerquita para que lo protejan , respeten y lo intenten mejorar.

Poco a poco el que escribe y otros colaboradores iremos dando empaque e historia a este humilde blog con nuestras citas, observaciones y fotografías. Gracias a esta labor se podrá ver mas claramente si cabe, la riqueza faunistica de este humedal protegido y lo importante que es para ciertas especies en época de cría y para muchas otras como lugar de descanso y alimentación en su viajes migratorios.

Para empezar , aunque con retraso paso a mostrar lo visto el 28 de agosto del 2015.


Chorlitejo chico juvenil.


El ganado (vacas, caballos) son pieza clave para mantener las praderas inundables libres de carrizal.


Andarrios bastardo.

Pude ver dos ejemplares que anduvieron siempre a prudente distancia de la pista.



Los Chorlitejos chicos han criado en el humedal con toda probabilidad.


Cernicalo vulgar.

Las pradreas de la zona son buen lugar de caza para este Falconido.


Dos Ciguenias blancas se alimentan en el humedal.


Los primeros migrantes Norteuropeos reponiendo energías en su viaje migratorio.

Aquí pude observar dos Combatientes  y tres Correlimo menudos.

También comentar que pude ver un Pechiazul al que no pude fotografiar.


Decenas de anatidas, en su mayoría Anades azulones ,pastan en este enclave. Como se aprecia al fondo la zona esta rodeada de campos de secano y olivares con lo que esta zona humeda es un verdadero oasis para las aves rodeado de zonas muchísimo mas áridas.

Buenos días a todos!