El Salobre de Sesma

El Salobre de Sesma

viernes, 23 de octubre de 2015


Hemos creído importante incluir en este blog un apartado con respecto a la historia de El Salobre de Sesma, y lo importante que ha sido para la recuperación de este humedal su restauración. Esta primera entrada se redacta a partir de noticias e información de la web de Gobierno de Navarra, fotointerpretación y experiencias propias. Os invitamos a que podáis incluir la información que creáis necesario que deba aparecer aquí.

Para haceros una primera idea de lo que era este humedal, hagamos primero un poco de historia, y retrocedamos en el tiempo. Este es el aspecto del Salobre en 1956-57. La verdad es que, aunque sea en B/N, da una idea de lo que era antes este humedal… esto lo podéis hacer para otros humedales, os llevaríais una sorpresa si comparáis lo que han sido y lo que son hoy en día.



Bueno, igual a tanta distancia no se aprecia, pero… sí se observa Sesma en la parte más superior, la carretera… y agua a ambos lados de la carretera... ¿no? ¿Y no se observa un trazado más oscuro, relacionado con la humedad, de forma más horizontal?

Podemos hacer una comparativa de esa zona central antes (1956) y en los años 90 (1998-2000)… igual si nos acercamos podemos apreciar esos cambios:




¿Y ahora, se aprecia? En la primera imagen podemos ver un trazado más sinuoso de la zona húmeda, más “natural”… y abajo, el resultado de una transformación agraria, el humedal, parcelas dentro del mismo y sus accesos y drenajes… pues en esto se había convertido el Humedal.

En la web del Gobierno de Navarra encontramos lo siguiente: “En 1983, se emprendió un proyecto de desecación de este humedal con la intención de transformarlo en tierras de cultivo. Las obras realizadas alteraron el funcionamiento natural del espacio provocando importantes modificaciones, que no sólo afectaron a los niveles de agua en cotas lo suficientemente profundas para evitar la acumulación de agua en la superficie. Los drenajes realizados perjudicaron tanto a los aportes recibidos por el agua superficial como por la subterránea. El resultado fue la alteración de la superficie encharcada, de la salinidad y de la variabilidad natural del espacio drenado. Las obras de desecación supusieron un grave impacto en su flora y la fauna.”

Nos hubiera encantado poder tener una ortofoto o un documento gráfico de ese momento…. A ver si alguien se anima, pero tenemos las de los años 1998 -2000, en los que se aprecia ese desecamiento. Hagamos una comparativa de la zona situada más al Este.





El momento de la recuperación

No es hasta mucho después, en que algunos especialistas proponen su énfasis en su recuperación. Durante varios años muchos ornitólogos habían ido a la zona desecada a ver especies esteparias, sisones y alcaravanes frecuentaban lo que tenía que haber sido frecuentado por aves relacionadas con el humedal, y la zona, por lo menos en 2012 (igual hay datos anteriores, si queréis incluirlos..), estaba ocupada por vacas en zonas valladas. Estas zonas valladas, evidentemente, se inundaban, pero no llegaban a suponer lo que había supuesto el humedal.

Tras mucha insistencia por parte de diferentes profesionales, y por medio del proyecto de GAN, el humedal por fin, tuvo una oportunidad para su recuperación. El 23/06/2014, se publica la noticia en la web del Gobierno de Navarra en el que se relata la visita oficial al humedal de El Salobre de Sesma por parte de la Administración.  El proyecto, había sido preparado por los técnicos de GAN bajo la supervisión de Gobierno de Navarra, y financiado por la obra social de La Caixa con 197.000 €. 

“Con el fin de recuperar la calidad natural original del espacio degradado se puso en marcha el proyecto de restauración de esta zona húmeda financiado por la Obra Social “la Caixa” con 197.000 euros, en el marco del convenio de mejora de las áreas naturales y reinserción social que tienen firmado el Gobierno de Navarra y esta entidad bancaria. Cabe recordar que este humedal se ubica en un entorno muy seco y contiene hábitats de importancia comunitaria, muy escasos y dispersos en el ámbito mediterráneo.”


Trabajos de restauración, protección y repoblación

El proyecto se inició con el estudio hidrogeológico para evaluar los recursos hidráulicos de la cuenca vertiente del Salobre y estudiar las posibilidades de actuación para revertir estos terrenos a sus condiciones hídricas originales.

"La retirada de basuras, taponado de los drenajes y trabajos para favorecer la entrada de agua y la creación de canales, entre otras fueron las primeras tareas que se llevaron a cabo. Para proteger la vulnerabilidad de las comunidades vegetales se instaló un cierre eléctrico perimetral a la zona húmeda. Se repoblaron varias zonas con planta de tamariz procedente de Sesma. Los trabajos han posibilitado la reinserción laboral de 7 personas de la mano de la empresa Tasubinsa.

El proyecto también incluye una serie de paneles divulgativos sobre los valores naturales que caracterizan este humedal con el fin de concienciar a las personas de la importancia de su conservación."

El humedal ha sido restaurado… ahora nos toca a nosotros seguir la historia… ¡e ir narrando la evolución tras la restauración!

No hay comentarios:

Publicar un comentario